Cómo preparar un brochure

En esta sección detallaremos los pasos precios a ala confección de un brochure. Al seguir ordenada y cuidadosamente los pasos previos usted se asegura que el resultado final sea el esperado y el efecto logrado sea el adecuado. Pero un brochure no es algo mágico: requiere de esfuerzo, dinero y trabajo para sacarlo adelante. Sin embargo, hacer inadecuadamente este proceso también requiere dinero, esfuerzo y trabajo sólo que el resultado es desastroso.

Función: lo primero que usted tiene que pensar es qué función cumplirá el brochure. Ya hemos hablado de las tres funciones básicas de un brochure (informativa, representativa y publicitaria) por lo que no tendrá problemas al respecto. Usted deberá pensar para qué saca al mercado este nuevo elemento publicitario y no perder de vista este objetivo a lo largo de los pasos siguientes.

Público: el target del brochure. Usted deberá pensar a qué público quiere dirigir el nuevo folleto que sale a la calle. Como ya hemos dicho, los diferentes tipos de brochure tienen como destinatario diferentes públicos (por ejemplo, el flyer es masivo y las carpetas de presentación e proyecto son muy limitadas en tanto entrega). Cuando usted sepa a qué público apunta, podrá definir qué tipo de brochure quiere crear.

Mensaje: Ya habiendo decidido qué brochure se utilizará y cuál será su función usted tendrás que pensar qué quiere agregar en esta nueva presentación pública, con qué enfoque encarar la venta del producto o servicio que presenta o desde qué perspectiva abordar la información que presenta. El mensaje que usted desea enviar debe ser trabajo intelectualmente por usted hasta dejarlo claro y accesible en su mente ya que luego deberá ser transmitido al diseñador con la mayor elocuencia y claridad posibles.

Textos: el texto publicitario o informativo que figure en su nuevo brochure deberá haber sido redactado por un profesional. El redactor publicitario es el profesional al que usted debe recurrir para la realización de los textos. Todo el mundo piensa que escribir es colocar una palabra después de otra y así se escriben muchas y muchas cosas impresentables desde todo punto de vista. No siempre es necesario el redactor, si usted es un buen lector y se considera (y los demás comparten la opinión) un buen redactor, podrá hacerlo usted mismo. No obstante, es importante ser sincero con uno mismo y admitir cuando no se es capaz de escribir un texto coherente, fácil de entender y atractivo publicitariamente.

Fotografías: al igual que con los textos, para fotografiar sus productos usted debe contratar a un profesional. Que usted tenga una cámara digital y que si usted aprieta un botón la cámara se dispara no es lo mismo que saber sacar fotos. Los fotógrafos profesionales tienen años de práctica hasta que logran tomar una fotografía aceptable. Es cierto que usted puede tomar lindas fotos de sus vacaciones, pero cuando hablamos de productos, publicidad, ventas, ganancias, empresas lo que se requiere es un profesional.

Diseñador: el diseñador es el eslabón clave en esta cadena. El profesional de diseño encargado de su brochure es crucial para que éste salga como usted desea. Para elegir un buen diseñador usted deberá ver cómo es que él se maneja con usted (si lo entiende, si es paciente, etc.) y también cuáles son sus trabajos anteriores. No se deje engañar por precios altos, por grandes estudios de diseño o por una impresionante cartera de cliente: un diseñador se define por la calidad de los trabajos que ha hecho y por su trato con el cliente.

Comunicación con el diseñador: finalmente, usted deberá esforzarse al máximo con el fin de hacerse entender por el diseñador. Es imprescindible que el diseñador tenga claro qué es lo que usted quiere comunicar para que pueda expresarlo en términos gráficos.


Visita nuestras páginas amigas

Brochures Estimates - The Brochure Design Agency

http://www.professionalbrochuredesign.com

brochure printing

Brochure Designer - Samples

http://www.brochuredesignbrochure.com